Desesperante hora punta

Soy una defensora del transporte público. Creo que tienen una gran labor social y medioambiental en la sociedad. Gracias a que soy usuaria acérrima, he desarrollado una habilidad tremenda para crear una burbuja en la que aislarme cuando voy -principalmente- en metro. Un buen libro me suele ayudar a ello. En otras ocasiones me pongo a pensar en todo lo que tengo que hacer, en lo que ya he hecho o simplemente en aquello que nunca haré… Me encierro en mi misma y me olvido de todo -o casi todo- lo que pasa a mi alrededor. Por un momento siento que estoy sola…
Pero en ocasiones esa burbuja se rompe y zas, manotazo que recibo, empujón por la derecha, aliento en la nuca por detrás, axila ajena por la izquierda, cara malhumorada justo en frente, a cinco centímetros de mí: estoy rodeada de seres humanos. ¡Nooo!

Me sorprende mucho como este aparato pueda transportar a tanta gente a la vez. Arranca despacio y… sí, se mueve. Intento no respirar el aire mil veces respirado…

Si tengo suerte, estoy cerca de una barra y me sujeto a ella… ¿Cuánta gente la habrá sujetado antes que yo? Debe ser el paraíso de los gérmenes… Una grasilla la cubre, mi mano se desliza lentamente hacia abajo, me resbalo… Casi mejor me suelto y que pase lo que tenga que pasar…
Por fin se abren las puertas, una oleada de aire fresco invade la entrada del metro… Voy hacia ella, me quiero bajar, necesito bajar, esta es mi paradaaa… No me dejan, voy con educación, intento sonreír, pero tampoco funciona… Dioos, quiero bajarme, saco pecho y me lleno de fuerza… Allá voy, me abro camino entre la multitud hasta la puerta, cuando logro llegar a ella, ocurre lo peor que te puede pasar en el metro: la gente del anden intenta entrar antes que dejar salir… ¡¿Dónde está la educación señores?! Un último esfuerzo, salgo como puedo…
Una vez fuera me coloco la chaqueta en su sitio, me peino el flequillo con la mano, respiro hondo… El metro se va. Me he quedado sola en el anden…
… ¿Había empezado el post diciendo que soy defensora del transporte público? Mejor empiezo otra vez…
***
Soy una defensora del transporte público EXCEPTO en las horas puntas… Creo que tienen una gran labor…. (etc).

Anuncios

Etiquetado:

8 pensamientos en “Desesperante hora punta

  1. paco radarq mayo 21, 2008 en 1:03 pm Reply

    Yo empezaría con un:
    “Soy una defensor/a del transporte público excepto cuando no se facilitan suficientes unidades de (autobuses, metro, tranvía…) en las horas punta…”

    Estas horas “rentabilizan” otras horas donde no hay demanda… pero eso es otra discusión ,)

    PS se te desvió un dedo una “f”:acérrima

  2. Paloma mayo 21, 2008 en 1:15 pm Reply

    Yo voy en esos vagones que siempre van vacíos en dirección contraria.
    Es un gustazo
    🙂

  3. Alberto Aranda mayo 21, 2008 en 1:29 pm Reply

    Siento decirlo, pero no utilizo nada nada nada el transporte público, nunca me he montado en metro, y 1 vez en tren…. así que no puedo hablar mucho de ello, pero lo que si es cierto es que si no lo utilizo es porque no me ofrece el servicio que necesito…

  4. miriamreyes mayo 21, 2008 en 1:34 pm Reply

    Paco, Oído cocina!! cambiado está 😛

  5. miriamreyes mayo 21, 2008 en 1:39 pm Reply

    @Alberto: La verdad es que en Valencia, por ejemplo, -a pesar de que cogía el transporte público- se me hacía una montaña… Pero aquí en Madrid, que los metros pasan cada 2 minutos, cada 4, 6 o como mucho 8 minutos, es un gozo… Y encimea te llevan a todas partes, está genial… Quitando eso, las horas puntas… Además te encuentras a cada uno en el submundo… Algún día le dedicaré un post porque me inspiran literatura -de terror, pero literatura, al fin y al cabo…

  6. Nadie mayo 22, 2008 en 1:11 pm Reply

    Transporte publico?? Que es eso?? Aqui el unico transporte publico es el bus, y encima yo no tengo descuento por estar empadronado en un pueblo… menos mal del coche de San Fernando..

    “una oleada de aire fresco invade la entrada del metro…” En el metro de Madrid??

  7. miriamreyes mayo 22, 2008 en 1:23 pm Reply

    Bueno, aire fresco comparándolo con el aire “cien veces respirado” que hay dentro de los vagones… Cualquier cosa es fresca comparado con eso… Ya me entiendes…

  8. Veronica mayo 24, 2008 en 10:21 am Reply

    Soy una amante del transporte público, excepto cuando hay huelga…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: