Siete consejos a tener en cuenta a la hora de viajar a la India

Viajar a la India es como sumergirse en un documental de La 2. Todo es tan auténtico, tan intenso y agotador que parece irreal. Es uno de los países más maravillosos que he visitado jamás, a pesar de tener aspectos que no me agradan nada (miseria, machismo, falta de higiene…) pero que tanto te aportan.

El taj Mahal en mi viaje a la India

Una de las razones de mi viaje a la India: el Taj Mahal, una de las maravillas del mundo.

Pude realizar mi viaje a la India como mochilera en verano. Visité Agra y su increíble Taj Mahal, Kahurajo y sus templos con esculturas eróticas (lo que yo he pasado a llamar porno histórico porque lo mismo daba dos que tres, que mujer o caballo), la sagrada Varanasi con su purificante (aunque mega contaminado) Ganges, la desértica Bikaner con su vecino y archiconocido Templo de las ratas, Amritsar y su Templo Dorado, la aseadísima Shimla que representa un pedacito de Inglaterra en plena montaña india y la occidentalizada Chandigar, obra de Le Corbusier, entre otras ciudades. Cada una se merece un post (o varios) que sin duda escribiré más adelante. Pero con esta entrega lo que quiero es dar una breve lección con siete puntos a tener en cuenta cuando viajas a la India, para que el choque cultural no sea tan grande. ¿Estás listo? ¡Toma nota!

1-    Las puertas son muy bajitas. Y si no que se lo digan  a la cabeza de mi novio (1,95 metros de altura) que lo comprobaba a diario. Perdimos la cuenta de los chichones… Para que os hagáis una idea, comprarse un casco y llevarlo a diario llegó a ser una opción con peso. Finalmente confiamos en la rigidez de su cráneo :-S

Así preparan el tabaco 'masticable' de la India

Así preparan el tabaco ‘masticable’ de la India

2-    Aquí no fuman, mascan tabaco. Las innumerables manchas rojas que verás en suelos y paredes no son sangre –como imaginé yo horrorizada los primeros días- sino escupitajos de un tabaco que les deja los dientes y labios rojos, dándoles un aire vampírico a sus tintadas sonrisas.

3-    No ir a comer con prisas. Hemos calculado que la media de espera entre que pides la comida y te la sirven oscila entre 45-60 minutos! Menos mal que cuando llega el manjar todo está tan delicioso que se te olvida la espera. Consideramos que el próximo anuncio de “me estás estresaaando” de Malibú debería rodarse aquí.

4-    Los indios no saben decir que sí o no con la cabeza. En su lugar hacen un movimiento extraño, de tal manera que parece que digan ‘quizás’. Así que cuando preguntas algo y te hacen este baile con la cabeza, siempre te quedas con la duda… Consejo: déjate llevar por la intuición 🙂

5-    Una advertencia: si ves a dos hombres cogidos de la mano, acariciándose o sentados uno en las rodillas del otro, no te equivoques, no son gays es que los indios ¡son así de cariñosos! El contacto físico entre dos hombre aquí es mucho mayor que el de nuestros machos ibéricos.

6-    Si vas al cine, no hace falta que apagues el móvil. Si te llaman a mitad película, tranquilo, tu politono será lo menos ruidoso de la sala. Nosotros fuimos a ver el éxito de bollywood Ek Tha Tiger y flipamos en colores con la gente que gritaba de admiración cuando salía el héroe, abucheaba cuando aparecía el villano y bailaba de alegría cuando los protagonistas de besaban. Jamás había visto tanta pasión cinéfila como la que vimos en la India. Toda una experiencia que no te debes perder, aunque no te enteres de absolutamente de nada. El espectáculo está en las butacas, no en la pantalla.

7-    Los indios no dejan enfriar el té, se lo beben hirviendo. Su truco es dar sorbos con aire, unos sorbos escandalosos que en nuestra cultura no están muy bien vistos. De esta manera, a medida que tragan, lo enfrían. Resultado: ¡eruptos descomunales!

Ésta ha sido la lección de indio que sonsaco de mi viaje al norte de la India. Quizás no se pueda generalizar pero esto es lo que yo aprendí de ellos en mis cortos 30 días en su país. Si tú al viajar a la India te has llevado la misma impresión u otras totalmente diferentes, ¡compártelo conmigo! Estoy deseosa de saber qué otras percepciones tenéis sobre este peculiar país.

Anuncios

Destino: Vietnam

DSC_0651

¡Viajar es mi gran pasión! Además de la de comer queso, como ya os he contado en alguna ocasión. Vietnam fue el primer país asiático al que nos atrevimos a ir por nuestra cuenta. 21 días sin nada previsto, con la guía Lonely Planet cómo único apoyo turístico. Recomiendo fervientemente visitar este país por tu cuenta, sin mayoristas de por medio, acercarse a la gente y contagiarse de su sonrisa. Eso sí, si quieres volver vivo no te pierdas el ejemplo de cómo cruzar una calle en pleno Hanoi. 🙂

Buscando el queso…

Mira que me gusta el queso: en tostada, solo, con una copita de vino, al horno, derretido, cremosos y hasta gaseoso creo que me gustaría! Es mi vicio confesable… Y una vez aclarado esto, he venido a hablaros de esa maravillosa fábula de ¿Dónde está mi queso? -es oír esa palabra y babeo-, que en resumidas cuentas viene a decir “No te duermas en los laureles y no pares de buscar trabajo, más y mejor’. El mensaje es claro, busca tu ‘queso’ (=trabajo) mientras todavía te quede queso. Cuando se te acabe el que tienes, te costará encontrar más. Así que aquí estoy buscando queso, no porque se me haya acabado el que tengo (afortunadísimamente!!) sino porque ya me tocaba 🙂 Así que te animo a que busques, busques constantemente tu ración de queso. Y por supuesto, si la encuentras, que mejor manera que celebrarlo con una rica copita de vino tinto…

Haz clic y podrás ver el curriculum entero.

Haz clic y podrás ver el curriculum entero.

Cuando la reivindicación se une a la diversión

Nuestra visión del Día del Orgullo Gay 2009, desde la carroza de Estilistas Navarro. 😀

By Julieta Bolullo y Miriam Reyes para Agora News.

Ir de shopping a London, es passed water

Para buscar chollos, aquí tienes twitter, youtube y facebook. Ante los malos tiempos, ¡¡low cost!!

Alex de la Iglesia, próximo presidente de la Academia de Cine

Hoy he acudido a las Jornadas de presentación de los Premios INVI que ha organizado RTVE.es. Han sido unas jornadas muy interesantes dónde se ha hablado de cómo la televisión se está adaptando a los nuevos tiempos. Me ha gustado en especial las charlas de Patrick Walker, director de Alianzas Estratégicas de Youtube,  de Anthony Rose, responsable de la BBC iplayer, y cómo no la de Alex de la Iglesia que nos ha hecho reflexionar y reír.

Antes de su intervención, Agora News (y yo misma) ha podido hablar con él sobre su relación con Internet, el futuro del vídeo y felicitarle por su próximo nombramiento el 21 de junio como presidente de la Academia de Cine. Podéis ver la entrevista en este link.

Momento en el que Alex de la Iglesia nos cuenta que se baja películas :-P

Este es el momento en el que Alex dela Iglesia nos cuenta que se baja películas de Internet (cortesía de Jaime Estévez, que nos sigue con su Nokia muy de cerca).

Que el próximo presidente de la Academia de Cine confiese que se baje películas de Internet es todo un bombazo. ¿Qué opinará la nueva ministra de Cultura? Se avecina un panorama interesante 😛

Os mando kilos de sonrisas

Verano de 2008. Malabo, Guinea Ecuatorial. Un campamento en el mes de julio. Autora del vídeo, mi amiga Vero. Quédense con el mensaje… ¡FELIZ SEMANA!

A %d blogueros les gusta esto: